Hace un par de semanas terminé el artículo mencionando por encima el salario emocional y se me ocurrió que podía ser un buen tema para un nuevo artículo.

e63bf3ae3efaf4e190d324e062fe327f_XL-243x300

¿Qué es el salario emocional? Son todas aquellas retribuciones no económicas que el trabajador puede obtener de la empresa y que tienen por  objetivo incentivar de forma positiva la imagen de esa empresa y a la vez ayuda a incrementar su productividad, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales que manifiesta, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima de la organización.

Estas retribuciones podrían constituir un factor fundamental para el desarrollo de los trabajadores influyendo notablemente en su productividad, lo que sin duda representa un valioso beneficio para la organización. Además, a través de un buen salario emocional, la empresa también logrará disminuir la rotación de personal y el absentismo, lo que se traducirá en la reducción de gastos de personal. Y de paso mejorará su “Employer Branding”, tanto de cara a sus actuales trabajadores como en la atracción del talento.

Al final el tema del “Employer Branding” fue motivo de artículo hace dos semanas, pero como podéis comprobar sigue apareciendo en posteriores temas.

Lo más importante del salario emocional son los muchos beneficios que produce tanto en los trabajadores como empresa.

beneficios-salario-emocional

¿Qué se puede incluir dentro de salario emocional? Pues realmente infinitos aspectos, porque no deja de ser aspectos que sin tener coste o escaso coste para la empresa, repercute de manera muy positiva en la felicidad de sus empleados y a la vez estos serán más productivos, vamos que son todo ventajas.

Vamos a comentar los más importantes:

  • Reconocimiento: algo tan simple como: “gracias”, “buen trabajo” , sigue así”, etc. No conlleva ningún coste y es muy importante. En mi opinión es el más importante, claro que nos pagan para trabajar, lo sabemos no necesitamos que nos lo recuerden, pero el reconocimiento del trabajo – dar feedback positivo es imprescindible en la motivación del empleado. Y por este motivo os mencionaba en el otro artículo el salario emocional. Vuestros mensajes de apoyo, lecturas, recomendaciones, etc son un enorme salario emocional para mí. 😊
  • Horario flexible – horario libre: El horario flexible es aquel en el que los trabajadores pueden decidir la hora de inicio y la de fin de la jornada dentro de un intervalo de horas previamente consensuado, siempre cumpliendo con las horas de trabajo. Por ejemplo: entrada entre las 8.00 – 10.00 salida entre las 17.00 – 19.00. En cambio el horario libre es cuando el empleado gestiona libremente su horario laboral siempre que se cumpla con los objetivos que la empresa espera de él. (creo el horario libre aún es una leyenda urbana). Al final a través del horario podemos compaginar mejor la vida laboral y familiar adaptándola a nuestras necesidades. En este caso el coste para la empresa también es cero. No todos los puestos-empresas pueden tener un horario flexible, pero los que si lo admiten es recomendable implantarlo.
  • Planes de formación: Este también lo considero muy importante, suele estar ligado a la carrera profesional que podemos tener dentro de la empresa. Cuando te ofrecen formación siempre lo debemos de entender como algo positivo, el aprender nunca está de más. A parte, que la empresa nos quiera costear estudios significa que nos valoran como trabajadores y que quieren invertir en nosotros y en nuestro futuro. Lo normal de la formación es que se realice en horario laboral, pero aun si tenemos que poner de nuestro tiempo vamos a salir beneficiados. Dentro del apartado de formación tambien se puede incluir clases de idiomas.
  • Retribución Flexible: realmente la retribución flexible (tickets restaurante, guardería, transporte) es un tipo de salario, ¿pero por considero que también se debe incluir como salario emocional? Para la empresa tiene un coste, es un % que cobra la empresa que lo gestiona (Edenred, Cheque Gourmet, Sodexo…) en función del importe contratado. El beneficio que obtiene el trabajador es deducción de su base de IRPF, ya que una parte de lo que destinas de tu nómina a este tipo de servicios está exenta de tribulación. No quiero entrar en tipos de salarios, porque también es otro interesante tema para otro artículo. (Lo que nos gusta hablar de salario, ¿eh?). Resumiendo, el trabajador tiene un ahorro en IRPF (más dinero a fin de mes) y la empresa asume el coste que ha de pagar a la empresa mediadora de estos servicios.
  • Teletrabajo: es trabajar desde tu casa o cualquier otro lugar que no son las oficinas de la empresa. En función de la empresa se puede hacer siempre o algunos día. Conlleva confianza de la empresa hacía el trabajador, confían en que vas a realizar un trabajo y no es necesario que nadie este controlando. Obviamente, no en todos los puestos se puede trabajar desde casa, se suele dar en trabajos en los que la única herramienta necesaria para realizarlo es un ordenador. Las principales ventajas son: ahorro en desplazamientos, no atascos, conciliación, etc. El único problema que puede suponer para el trabajador es la no relación con compañeros de trabajo y como te pueda afectar psicólogicamente estar solo en casa trabajando sin relacionarte. Normalmente el teletrabajo suele ser como opción no una obligación.
  • Seguros médicos, de vida, accidentes, etc: también son salario en especie (porque al tener un valor monetario han de pasar por la nómina y conlleva cotizar por ellos) y  a la vez salario emocional  porque generan un beneficio en el trabajador, normalmente tienen un precio inferior al del mercado  por contratar pólizas conjuntas, lo que supone un ahorro al trabajador.
  • Beneficios sociales: planes de pensiones, ayudas al estudio de hijos, etc.
  • Días libres: otra forma de recompensar el esfuerzo realizado por los trabajadores en épocas de mayor estrés es a través de más días de vacaciones, días libres en cumpleaños o ocasiones especiales, etc. La empresa asume el coste de que esos trabajadores no produzcan ni generen beneficios esos días pero estaremos logrando que su motivación aumente por lo que se verá compensado esa no producción con su actividad habitual.
  • Otros: viajes , gimnasio, guardería de empresa, espacios de ocio, etc… como comentaba al principio el salario emocional abarca cualquier aspecto que pueda mejorar la felicidad de un trabajador y que no tenga coste para él ni para la empresa (o el coste que asume la empresa es muy inferior al beneficio que obtiene de tener trabajadores felices y motivados).

Al final es salario emocional no nos va a garantizar la felicidad laboral eterna, pero ayuda bastante. En ningún caso el salario emocional puede ser sustituto del salario monetario, hay que entenderlo como un complemento. Cualquier aspecto que pueda facilitar la vida de los trabajadores siempre suele ser recibido de manera positiva.

Si, muchas veces preferiríamos tener una nómina más abultada, pero mientras eso ocurre, el salario emocional es de gran ayuda.

clima_laboral-800x365

¿Qué opináis sobre el salario emocional? ¿Lo aplican muchas empresas entre sus empleados? Estaré encantada de conocer vuestra opinión sobre el asunto.

Como siempre muchas gracias por leerme, por recomendar mis artículos y por los muchos comentarios de apoyo que me llegan de todos vosotros. 

Cualquier cosa que consideréis que os puedo ayudar-asesorar no dudéis en contactarme, tanto vía LinkedIn cómo en “El blog de Rocío” . 

Si te perdistes mis anteriores artículos puedes seguirlos en “El blog de Rocío” .

 

 

Anuncios