Hace unas semanas me sugirieron cómo idea de artículo el tema de la conciliación laboral, pero desde un punto de vista que nunca me lo había planteado.

¿A qué renunciamos cuando solicitamos reducción de jornada por cuidado de hijos? Y no voy a entrar en tema hombre-mujer, la reducción es un derecho que pueden solicitar cualquiera de los dos progenitores.

descarga

Ilusa de mi, siempre he pensado que en estos casos lo único a lo que se renuncia es a la parte proporcional del salario correspondiente a las horas no trabajadas… pues no, como siempre, hay muchas más cosas detrás. Vayamos por partes.

Nuestra legislación regula la reducción de jornada en el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores :

“Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella”.

Queda bastante claro, tienen derecho a solicitarlo todos los padres-madres con hijos menores de 12 años.

Esta posibilidad de reducir la jornada es un derecho individual de cada trabajador, hombre o mujer, pero en el caso de que dos trabajadores de la misma empresa pidan una reducción para cuidar al mismo hijo, este derecho se puede limitar por razones justificadas del funcionamiento de la empresa (raro es que ambos progenitores trabajen en la misma empresa y que ambos soliciten reducción de jornada).

La reducción hay que pedirla por escrito con una antelación mínima de 15 días, y se tiene que preavisar al final de la misma también con 15 días, aunque también por Convenio Colectivo pueden establecerse otros plazos (los convenios solo pueden mejorar lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores, nunca empeorar situaciones).

Aún no hemos comentado nada nuevo ni que nos sorprenda, ahora empezamos con los peros…

La idea principal del artículo es: ¿tienen las mismas oportunidades a ascensos-promociones los trabajadores con reducción de jornada? “¡Cómo no van a tenerlas!” estaréis pensando. Pues por desgracia en muchas empresas no.

Para empezar, no en todas las empresas está bien visto pedir reducción de jornada ni te van a valorar igual de cara a mejoras en tu carrera. Por desgracia prima el presencialismo, y “se mal entiende” que este trabajador ya no va a estar dispuesto a pasar 12 horas en la empresa o tonterías de este tipo y que va a dar prioridad a su vida familiar antes que a la laboral…

Pues obviamente, TODOS damos prioridad a nuestra vida fuera del trabajo, trabajamos para vivir no vivimos para trabajar y quien diga lo contrario miente. Y decir esto alto y claro no significa que no nos guste nuestro trabajo y que no nos haga sentir realizados, pero la vida es conciliación, ambas vidas la laboral y la personal se han de complementar, y si una va  mal, la otra se verá afectada. Si no dedicas el tiempo que tu vida personal merece, por dárselo a tu vida laboral, tarde o temprano pagarás las consecuencias, y en ambas situaciones.

Recientemente habréis leído la noticia del trabajador que fue despedido a las cuatro horas por solicitar la reducción de jornada, os dejo el enlace a su blog porque merece la pena leerla.

Pero noticias como estas hay infinitas, y en cualquier caso si el trabajador logra llegar hasta el final en el juicio tiene todas las de la ley de su lado. El despido siempre será declarado nulo. Detrás de todas estas noticias siempre hay empresas que no valoran a sus trabajadores, y al final te das cuenta que no merece la pena perder tus energías en sitios así… pero como siempre suele prevalecer la necesidad y todos queremos-tenemos que trabajar.

Pero volviendo al tema inicial, lo que me interesaba tratar del tema de la conciliación es: a partir de que un trabajador disfruta de la reducción de jornada, ¿a que esta renunciando?

Vamos a plantearlo con un ejemplo práctico.

Sois responsables del departamento financiero de una gran empresa, y surge una vacante para jefe de equipo de área internacional. El elegido se va a encargar de coordinar el trabajo de un equipo de 20 personas y a mayores continuará con alguna tarea que ya venía realizando. Los candidatos son los siguientes:

  • Trabajador A: lleva 10 años en la empresa, es un trabajador ejemplar. Hace todo su trabajo a tiempo y nunca ha habido ningún problema con él. Trabaja de 8.00 – 14.00 horas porque tiene reducción de jornada por cuidado de hijos.
  • Trabajador B: lleva dos años en la empresa, su progresión es favorable, buena relación con los compañeros. Trabaja bien. Y todos los días se queda 1-2 horas mas de su tiempo.

¿Con quién os quedarías y por qué? Ambos cumplen con lo que se les pide y tienen capacidades para este nuevo reto.

En mi opinión, el poder realizar bien un trabajo no depende de las horas que le dediques, si no de aptitud, capacidades, etc. Y de cara a valorar a un trabajador para un ascenso, se tiene que tener en cuenta su trayectoria laboral y proyección futura en la empresa, nunca habría que mirar la situación personal. El que trabajes 6 horas en vez de 8, no va a ser ningún impedimento para que puedas desempeñar el trabajo de la mejor manera posible.

Es más, si el trabajador que ya tiene la jornada reducida ha demostrado hasta ahora que cumple con todo lo exigido, ¿por qué no sería el candidato idóneo para el ascenso?

Si de mi dependiera, analizaría la trayectoria de ambos y su posible progresión futura, sin tener en cuenta las horas reales dedicadas a la empresa.

Lo dejo en el aire y espero leer muchas respuestas y opiniones de todos vosotros, ya que es un tema que puede generar muchas controversias.

Solicitud-excedencia-por-cuidado-de-hijo

Como siempre muchas gracias por leerme, por recomendar mis artículos y por los muchos comentarios de apoyo que me llegan de todos vosotros. 

Cualquier cosa que consideréis que os puedo ayudar-asesorar no dudéis en contactarme, tanto vía LinkedIn cómo en “El blog de Rocío” . 

Si te perdiste mis anteriores artículos puedes seguirlos en “El blog de Rocío” .

Anuncios